Nada importa, los años me han hablado claramente, y la voz de los años es la voz de Dios

Ausencia aburrida

La voluptuosidad del aburrimiento es algo que le dio a Blas Cubas mientras leía a Shakespeare tras la muerte de su madre. El difunto autor advierte que si el lector no es capaz de comprender la expresión se está perdiendo una de las sensaciones más sutiles de este mundo.

Mi labor de experimentación tiene sus límites, y la muerte de un ser querido es uno de ellos. Esto no queire decir que me sea imposible probar de alguna amenra esa sensación. Fue necesario buscar en mi memoria una de estas sensaciones (nótese lo complicado que es buscar algo de este tipo y además, transportalo hasta algo siquiera levemente tangible) y cuando hube encontrado una me así a la idea de que contenía las mismas características que la “voluptuosidad del aburrimiento” de Blas Cubas. El sentimiento es simple: cuando uno ha dejado de amar (idealizar) a alguien que lo ha llevado a grados de idealización graves: un vacio increible, un ocio nervioso que ya ha dejado de ser placentero y que ya no puede asirse a ningina cita o canción por que ya le ha aburrido.

Es suficiente, no pienso aburrirlo más compasivo lector; sé que usted preferiría una ennumeración, una narración cínica o varias confesiones escandalosas. No pienso defraudarlo.

a) Llego al doctor, me atiende otro que no es el mio y que no es ni la mitad de sarcástico pero bueno…Me siento. El sillón es cómodo, la mirada del residente no; como buen residente abusa de su inutilidad, una pasividad que sólo tiene los sanos. Me hacen mirar a la lámpara, pierdo un tanto la vista, me meten unas enormes pinzas por la nariz y el otorrinolaringologo dice “Sí, está chuequísmo; lo más probable es que tengas apnea” En seguida pongo mi cara de (?) a la que el doctor responde con una de “sí, se manifiesta con paranoia, cansancio crónico y estrés” . Entonces yo pongo la de (!) y digo “Hipocondría ¿no?”

Bueno no es un chiste tan gracioso o veráz, pero bien pudo serlo.

En el siguiente post no prometo hablar de la ilusoria elección de las “nuevas” 7 maravillas del mundo.

Advertisements

One response

  1. Lady Stardust

    Tienes tanta razón acerca del aburrimiento q t embarga cuando ya no tienes a quién llorarle… x eso acabo volviéndome una RPG freak. Búscate un amor ficticio; agarra a la dama d una novela y una serie y déjala ahí. No es lo mismo, pero es entretenido.
    Y a poco tienes apnea???

    July 11, 2007 at 9:55 am

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s