Nada importa, los años me han hablado claramente, y la voz de los años es la voz de Dios

About a Songbird

Para los lectores de esta bitácora, la gran mayoria no confesados pues no comentan (costumbre que debemos cambiar) sabrán que mis notas tratan de varios asuntos a la vez, no por que yo posea una elocuencia notable o sea capaz de vincular mis ideas, sino por que mis notas son más bien desordenadas y ni modo de escribir dos artículos.

(Desordenado hasta en el tono)

Acomódese lector, abuse de la mamonería, de la pretensión, tome la pipa que yo no sé usar y beba el café que me han prohibido, pues alguien tiene que ser uno de esos de quienes TODOS se quejan.

En mi búsqueda por descargas de discos legales (onda rapidshare y eso) me encontré nueva música; cosa que en estas vacaciones es todo un motivo de celebración. Este disco se llama Paige Aufhammer (¡Igual que su compositora! Este chiste es tan viejo que me vi obligado a hacerlo) y contiene once tracks muy dignos de las vacaciones; algunos de ellos memorables, dotados de una voz no sólo bien entrenada (característica sobrevalorada estos días) sino con un timbre muy especial, como el de un ave; suave, delgado y a la vez preciso (claro) y fuerte.

paige.jpg

Entonces mientras escuchaba a la Señora de García me di cuenta de que este minúsculo gran grupo de mamones (quienes presumimos de haber leido el Escritura para Dummies) somos también un grupo que anda por ahí en una gaveta de los blogs. Somos la gente que cree que lo que decimos es en realidad importante al menos para quien nos lee. Y me temo mis queridos invitados a la mesa de la irnoia, el sarcasmo y la falsa compasión, que no hay cosa mas falsa que eso.

No podemos esforzanos en crear un blog divertido; lleno de chistes recurrentes y fotos “curiosísimas”; no le vemos el caso, es muy estúpido y por lo tanto increiblemente divertido de leer. Es como cuando un tipo de la secundaria te contaba que hizo el domingo; tu muerto de la risa asentías no al relato sino a la enorme cantidad de groserias en el mismo.

Nuestras bitácoras son más bien un diario o un contenedor de ideas débiles; no esos divertidos y esforzados blogs. Nuestros egos queridos comensales, no permiten que una de nuestras magistrales ideas se dispersen por el internet por el miedo a perder crédito. ¡Y qué terrible sería eso!

El nombre se labra con trabajo sobre el oro, así como cada página; las ideas o los nombres son cosas intrínsecas al individuo de las que acaso no tenemos crédito.

Advertisements

One response

  1. Lady Stardust

    La verdad, tu señora es bastante guapa, incluso yo lo admito…
    Y, pues sí, el blog no lo ponemos para darle al mundo ignorante una visión de lo q deberíamos ser nosotros Premios Nobel, sino una visión de nosotros mismos, tan fregados como siempre, pero, xq no, con un público. Al fin y al cabo, como diría Shakespeare (Chéxpir): “All the world’s a stage” (Q frase tan más choteada, pero es q sí queda).

    July 21, 2007 at 8:42 pm

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s