Nada importa, los años me han hablado claramente, y la voz de los años es la voz de Dios

How I wish, how I wish…

Todo sería más fácil si yo pudiera escribir mi blog en el justo momento cuando me suceden las cosas; o al menos mientras camino. Las referencia serían más vivas y aunque descontroladas y cursis, serían más reales. Pero uno nunca sabe cuando tiene que dejar ir a una amiga, una pretendiente, un gol o tener que decidir un entre un rol protagónico en una guerra por uno en una celda.

Es inverosímil el comportamiento de cierta gente; absolutamente incongruente, como el mío. Hoy por fin me he convencido de que soy un hombre lleno de contradicciones, y a la vez el más fiel a sus principios. También se que aún cuando mi cobardía me hace infantil, hay comportamientos tan simiescos, que merecen que incluso nosotros, los radicalmente infantiles, los desdeñemos; una cosa es no querer crecer y otra no poder, no saber como y además creerse “maduro”.

Me ha venido la idea de que me espían; acá hay una cantidad de visitantes silenciosos que me asusta un poco. Pero bueno, creo que lo que quiero decir es que me estoy convirtiendo en un ser abnegado y espero que aún no pusilánime y tan cobarde. Tampoco estoy seguro de si sea verdadera cobardía: verán, uno hace cosas cuando le importan, pero ¿Qué pasa cuando nos importan poco, casi nada, las seguimos haciendo? Figúrense que uno está jugando futbol contra gente que lo odia simplemente por ser; que yo recuerde nunca les he hecho nada. Entonces uno juega con el otro equipo a invitación de sus “enemigos”; la cosa termino como 12 – 4 a base del futbol que me gusta: pases filtrados, tiros limpios, etc. (¡Yo metí uno de volea! Hell yes!). La cosa ya es de por si mitad incómoda, mitad no, porque obvio uno se divierte. Es entonces que la composición finaliza: llega una ex pretendiente con su nuevo mmm muchacho (por decirlo de alguna manera, no omito la palabra novio por que la tema, aclaro; como ay dije, no me importa tanto). Se empiezan a oir las broma indirectas como: “Ahorita que entres le pones un patadón al Fernando”. Broma a la que yo me rio, en parte de manera sincera porque “¿ya estamos grandes, no? Para andarnos con esas boberías de era suya, la dejo ir y ahora es mía”. Viene al área, le quito el balón y me suelta una patada; no fuerte pero totalmente fuera de lugar.

Toda la situación me incomodaba mucho: estaba cansado, con cara de muerto, con el sudor hasta en la planta de los pies (que después descubrí era sangre) y una cita a ensayo para la que debo salir antes del juego, por que eso de llegar casi muerto con cara…a un ensayo y luego a cantar casi profesionalmente no funciona.

Lo importante fue que entre todo eso que sucedía sentí como toda las consecuencias del pasado afectan el futuro; no los sentí como un conocimiento; sino más bien como un vértigo que lo abarca todo y que remueve la memoria como si se tratase de un cajón. No pude dejar de pensarme como un “byronic hero”; el arte de perder y saber que se pudo haber ganado; de resignarse, pues, de perder por decisión propia.

Me voy deambulando por las islas; en parte por las piedras y por que mi pie está desecho. Llego al ensayo y me encuentro a una compañera; tengo que vomitar lo que me sucede (o sea le cuento). Me dice que soy de esas personas que inspiran gran seguridad en sí mismos ¿En serio? Si supieras como es en realidad…

La cosa aún no acaba; le anuncio al director que no podré ir a al presentación del jueves (una presentación por demás lujosa y llena de técnicos a nuestra disposición). Comienza una charla en la que me plantea que debo elegir; decidir cuales son mis prioridades: ir al concierto de Soda, o al recital. Me hace sentir culpable; me dice que mi permanencia en el coro estaría en duda si falto. Le explico que mientras los otros niños jugaban pokemón, yo soñaba con haber estado en Buenos Aires el día del último concierto. Su postura es creo la adecuada para el director de un coro que despunta, parece, a pasos agigantados. La mía es la del chico de 15 años que escucho tanto los mismos discos de Soda, que no dejará que dos meses rompan la espera de casi diez años.

Advertisements

3 responses

  1. Es impresionante la capacidad quasi houdinesca que tienes para -usando metáforas futboleras, comentarios al aire y antítesis por montones- no decir de manera concreta lo que parece tenerte tan confundido y cómo en vez de tratar de esclarecerlo, prefieres confundir al lector para no sentirte tan solo en el maravilloso mundo del caos mental.

    Sin embargo, el texto es harto divertido. Obliga a uno como lector a usar sus capacidades doblearticulatorias al máximo para tratar de descifrar el profuso enigma de la contrariada, pero a la vez agradable, esfinge –A.K.A. voz narrativa- y a llegar a conclusiones tan numerosas como las manifestaciones de este año en el D.F o, lo que es lo mismo, a un callejón con una puerta verde –como la de Wells- que nos lleva a ese paraíso de las dudas existenciales en las que nadie sabe si es o no maduro, si es o no confiable, si sabe o no lo que está escribiendo.

    ¡Gracias maestro de escapismo narrativo por llevarnos con usted a Quiénsabedónde!

    November 9, 2007 at 10:49 pm

  2. Lady Stardust

    Y luego me regañas a mí. Sé q, a pesar d lo metafórico del textito, la mujer (ex-pretendiente) dista mucho d ser metafórica. Que pinche es! Ah, pero mira q la mato,x fregona, a la malnacida, asi como tú amenazaste con matar a mi malnacido, q, para colmo, t cayó bien (admit it). Pero en fin, ya ni como reclamarte. Sería muy incongruente. Sólo espero q el director del coro sepa lo importante q es ahora dejar el barco para rendirse x una noche al canto d las sirenas (argentinas) y sobrevivir (me estás oyendo, Cerati?)
    Cuídese mucho.

    November 11, 2007 at 11:39 pm

  3. Siempre que se habla de futbol… de da una hueva… yo no alcance boleto para el concierto de Soda en MTY

    November 16, 2007 at 7:38 pm

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s