Nada importa, los años me han hablado claramente, y la voz de los años es la voz de Dios

Génesis onita

[Extraído del Onán, fugaz y verdadero contenedor de la luz que no arde]

JKFLTPMXHWR estuvo en algún lugar de la imaginación. Dudó de si mismo, de si era hombre, planta, estrella o cualquier otra cosa. Trató de volar y tras ciertos incidentes voló. Lo mismo hizo para correr, reptar, caminar, dormir y finalmente, soñar. El sueño lo cambió todo. Comenzó su sospecha. Aventuró un sueño en la vigilia: soñó la criatura más perfecta que su mente hubiera podido crear y ella, soñada, no se alejó. Así hizo para crear una inmensidad de criaturas. Algunas las soñó tan en lo profundo que no pudo verlas, otras tan extrañas que habría querido deshacerse de ellas.

Ya no hubo en él algún ápice de duda y por suerte aún no conocía la maldad; ni siquiera la vanidad. Soñó que sólo podría soñar dormido y convertido en la criatura más perfecta que su mente hubiera podido crear empezó a preguntarse, si sus sueños en realidad significaban algo, si alguna vez fueron más que sueños.


La ciudad de los Onitas (en realidad La Ciudad de la Cultura de Einsenman, quien, como pueden ver, es sin lugar a dudas un onita)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s